ARTE CONCEPTUAL·arte urbano·calles de Torrelavega·Fotografía·Fotografía conceptual·mis fotos·poemas·poesía·poesía visual

De esperas y decepciones

Canción de amor para un viejo piano que alborotó sus teclas y las desvistió de emoción.

Viento tuerto que desvía el ánimo hacia las emociones muertas, descarta lo bello y nos regala un manto gris y mugriento.

Días de invierno, aquel que siempre niega el saludo y que se va sin liberar su sitio por si acaso la opacidad de un alma enferma se pierde para siempre en su infierno de desolación y soledad.

arte urbano·cantabria·Fotografía·nostalgia·poesía·prosa poética

Suspiros a vuelapluma

Soy compañero del viento, lo sabías, -me lo decías-, aunque luego callabas y sonreías, entraste en mi vida por un pequeño hueco, ese que solo dejo abierto para mis pequeñas alegrías, ese que hoy tapié porque me cansé de despedidas y de ojos azules que de mar me parecían.
Recuerdo nuestros pasos y también el eco que nos regalaba el aire al saber que nuestro destino se llamaba soledad y, aunque la plaza distara mucho de estar desierta, todo se detenía en instantes que a ti y a mí nos parecían de eternidad, vida aquietada y un abrazo robado a la vida y a unos ojos cansados de llorar.
Te amo, te recuerdo y me pierdo en los recovecos de las mil hojas escritas para ti, me da igual que no me recuerdes, me da igual que el tiempo se haya llevado el oro de mi juventud, sé que estás en aquel lugar al que ni siquiera la vida jamás podrá llegar.
Te amo, nostalgia, te amo más que a la mar.

ARTE CONCEPTUAL·arte urbano·Fotografía·Fotografía conceptual·poesía·torrelavega

Me debes un beso y más de mil abrazos

(Es un pintor que se suele poner en los arcos de la Plaza mayor, pero me falló el pulso y salieron en cuadro la Sniace, un prado de Campuzano y varios edificios de la Nueva)

Es doloroso el recato del que sabe que ama,
Vivir con dulzura el desengaño
Alejar los apegos, rozar sentimientos
Que, de difusos, parecen perdidos en el viento.

Desventurado el que, cruel, muere en el beso;
No darlos, sentirlos, quizá olvidarlos,
Labios marchitos que el cielo ha besado,
De dulces malhadados, eternamente robados.

Mienten las caricias de manos ásperas
Que arañan las heridas a duerme vela;
Terror profundo del que acerca su aliento
A un amor roto que duerme en silencio.

Cálida aventura del agua que muere
Sin conocer el rio en el que creyó haber nacido,
Son difusos los recuerdos
Del que el valor ha perdido
Olvidando que abandonó su juicio
De tanto perseguir sinsentidos.

Es la brisa que atraviesa paredes delicadas
Que se confunden con lino de mil ansiedades
Y grotesco el inanimado gesto
Del viejo payaso de porcelana
Que busca en las miradas porque necesita un ángel.

Se confunde la vida, o se equivoca él,
Pero continúa, soporta, empuja,
Asaltando tormentas que le devuelvan el ser,
Provocando ternuras donde solo hay hiel
Navegando en el olvido, renegando del ayer.

 

Vuela aturdida la mariposa que dulce le protege,
Moja sus alas con lágrimas de colores
Que su corazón reconoce porque de la basura las escoge,
Inmundicia de batallas perdidas,
De voces que se estrellan con soledades que rompen
Y aromas que corrompen.

Necesito amar, lo sé, quiero vivir, me empuja el deseo
De latir con un corazón que, de roto, aleje emociones,
No escucho los lamentos de un odio roto
Que me obliga a emprender de nuevo el vuelo.

Quiero sentir, de pálpito libre es mi espíritu,
Colmenas libres de mil dulzores
Alientan mi cuerpo ,
Sonrisas sin dolores, éxtasis de fuego,
Niebla que se extingue, ya libre, sin reflejos
De viejos amores que rompieron su duelo.

Me debes un beso, mil abrazos, bella desconocida
Que, de tanto correr, no llegas a mi encuentro
Y te ocultas con el viento
Sin saber que a veces te tiento y, cercano al deseo,
Dibujo tu figura con el frágil estertor de mi aliento.

ARTE CONCEPTUAL·arte urbano·cantabria·Fotografía·Graffitis·palabras de amor·poesía·torrelavega

Cuando sé que no me miras

Cuando no me miras le hago preguntas al cielo
Y él, que no sabe que decirme, se viste de fuego
Castrando la sangre que no sé que llevo dentro.
Eres grillete de papel que sabe a hiel,
Madeja de piel ennegrecida y granulado tacto
Espejo de mil dudas, cadera de ojos cerrados,
Dardo que condiciona un hielo de entreabiertos labios
Anulando su frio, desgobernando mis manos.
Absurdo matiz, rueda sin fin
Que gira excéntrica
En círculos arrítmicos
Que sueñan ser concéntricos.
Agudizan, cónicas, esas estructuras de sabores amargos
Que triangulan las dudas de ausentes ánimos embargados,
Inquietud de la suplica, deslizante y sutil a ratos,
Levedad de aguas de un charco que inocula recuerdos,
Atrayendo sinsabores de lo que ya sabes que ha muerto.
Relleno de aire que, sin dejar de ser nube,
Su oxigeno deshace
En un contraste innombrable de lo que dentro no late.
Cuando nadie me ve rehúyo caricias
Y mis piernas graníticas
Reniegan de lo que intuye que arde
En sus norteñas orillas.
Lagrima de eunuco que finge ser semen,
Acercamiento sangrante de la mujer infértil,
Negación de placeres, instantes breves,
Todo por un sueño de emociones fuertes
Que ya muertas nacieron y se hicieron ausentes
Sin ser pasiones y ni siquiera breves.
Th
Arte·arte urbano·calle consolación·calles de Torrelavega·cantabria·dibujos digitales·Fotografía·lluvia·poesía·prosa poética·torrelavega

Lluvia en la calle Consolación de Torrelavega, poema

Esperanza en los bolsillos y un murmullo aun dormido; el callejero no miente, sabe bien de sinsabores y de dorada lluvia furtiva.; aquella que ni hiere, ni da frío.
Sus baldosas aun le lloran a las estrellas los pasos de los que se han ido.

Arte·arte urbano·calles de Torrelavega·cantabria·dibujos digitales·Fotografía·poesía·prosa poética·torrelavega

Preciosa fachada en Julián Ceballos

Plaza mayor, aroma de flores y murmullos del corazón; latido entrecortado y epicentro de la cántabra flor que mima con dulzura a la más querida de sus hijas: patito feo, villa grisácea de calles temblorosas; quizá no tan bella, -es menos vistosa-, pero está inundada de una luz ansiosa y de mil esquinas de color.
Y todas lo son del corazón; corazón de nuestra tierra, aliento febril y aroma de ilusión.